Desconectando pedaleando! Crónica de una aventura!

Publicado: 1 noviembre, 2011 en Uncategorized

Después de los malos resultados del pasado finde y de la mala suerte que me rodeo la pasada semana en todos los sentidos, este era el finde ideal para desconectar un poco aprovechando que no había jornada en Cerdanyola.  Tan sólo debía cumplir el trámite de ir a jugar el viernes y ya tendría el finde libre!

El viernes por la noche tuve una partida relativamente fácil (por fin !! ) y en poco más de una hora y cuarto ya había ganado. La verdad que aparte que llegaba picadísimo ( ajedrecisiticamente hablando ) a la partida , también quería ganar por la vía rápida porque al día siguiente me esperaba madrugón y no era plan de irse a dormir a las 2. Asi que pim pam pum, romper la mala racha y a dormir.

Sabado 6.30 am… en pie! Había que desayunar y ir a pillar el tren a Estación de Sants rumbo Girona para hacer la Via del Carrilet que lleva de Girona a Olot ( Aunque lo lógico y la ruta más fácil es hacerla de Olot a Girona… pero si en Olot no llega el tren, es más difícil llegar sin coche).
La verdad que no era el mejor día ni por asomo para realizar la ruta, después del temporal que había caído los días anteriores y la posible lluvia que podía caer el sábado, era un poco locura querer hacerla…pero…”From the lost to the river”.

Llegamos a Girona, vamos a la oficina de turismo para que nos indiquen como encontrar el inicio de la via verde. Nos indican y vamos para allá. Chispeaba muy ligeramente. Nos para un urbano; en Girona está prohibido circular por la acera en bici por muy ancha que esta sea, así que a pie hasta el inicio de la ruta.  Llegamos a la rotonda donde debía estar el inicio y vemos un carril bici y una señal de la vía verde. Primer error, confundir el inicio de un carril bici con la via verde.  En ese momento eramos inconsciente del error hasta que llegamos a un momento del carril bici que dice que el tramo esta cortado por obras… raaaaro, raaaaro,  raaaaaro…. porque la de la oficina de turismo me había dicho que no había ningun tramo cortado actualmente. Pensamos que la mujer no había sido informada de esta obra y seguimos la desviación….

Cruzando con la bici a cuestas un rio de piedra en piedra.

Menuda desviación ! Pendientes pronunciadas , terrenos pedregosos, pistas enfangadas y charcos enormes.  Total…nos perdimos! Hicimos 14 km duros antes de encontrar la via verde en el kilometro 6 que venía de un camino practicamente llano . Es decir, hicimos 8 km extras y además con pendientes y pistas técnicas.  Bravo! Pagamos la novatada! Aunque tengo que reconocer que yo disfruté bastante pasando a velocidad por las mini balsas de agua, cruzando rios encima la bici y cargando la bici para cruzar estos a pies por unas rocas…Alguien que no fui yo, acabo con el culo remojado en un afluente del Ter…cosas del equilibrio. Total, la aventura había comenzado.

Alguien dejó el culito marcado y mojado en este cruce...

Una vez en el camino correcto fuimos sumando km y avanzando por los distintos pueblos con sus respectivas estaciones de carrilet ahora convertidas en edificios municipales. Los primeros pueblos fueron Bescanó, Bonmatí y Anglés. A mitad de camino entre Anglés y Amer parada para comer algo. Con la tontería eran ya las 15 de la tarde y dado que no había sol había la preocupación de que aun quedaban casi 30 km y podíamos quedarnos sin luz… Así que había que darle caña al tema.
Hasta ahora la tierra húmeda había sido el principal obstáculo para avanzar con comodidad, pero de momento el terreno era llano. Algo es algo…. pero fue pasar el Pantá de Susqueda y el camino inclinarse de una manera considerable rumbo al Coll d’en Bas. Sin saberlo empezaban 20 km de constante subida con una pendiente del 5%. Yo que soy un motivado encima la bici, me lo tomé con optimismo y cual Alberto Contador me concentré en pillar un ritmo de cadéncia constante pero que subiera a buen ritmo. Imposible, no soy Alberto Contador. Las piernas a los 5-10 Km de subida empezaban a quejarse mucho. Y yo con la frase en la cabeza de “Donde esta el límite ? ” seguía pedalada más pedalada, la compi iba más justita. Pasamos Amer!  Ya solo quedaban….10 km hasta el próximo pueblo , Les Planes de Hóstoles.  Con sufrimiento, con los cuadriceps ardiendo y con los riñones que me los había dejado 2 pueblos más abajo…conseguimos llegar a Les Planes d’Hostoles. Eran las 17.30 pasadas y aún quedaba lo peor. 15 km de subida y esta vez al Coll d’en Bas, por lo que se esperaba alguna rampa aún más dura.  Intentamos seguir pero ya estábamos cansados. Así que decidimos dejar de sufrir y bajar a Les Planes d’Hostoles. Allí buscamos la manera de llegar donde teníamos el alojamiento en Les Preses ( a 5 Km d’Olot). Unos dueños muy majos de un Bar del pueblo nos permitieron dejar las bicis en su bodega para así poder coger el bus a Les Preses.

El suelo no estaba en las mejores condiciones.

Recuerdo el momento de llegar al Hostal y tumbarme en la cama como la mayor gloría de las últimas semanas. Y la ducha de agua caliente como si del hallazgo de un oasis en medio del desierto se tratará. Que lujo oigan! Ya habiamos casi-hecho lo peor ( digo casi porque no llegamos a Olot…) , ahora quedaba coger fuerzas para volver a Girona al día siguiente.  Así que dicho y hecho. Tabla de embutidos de la Vall d’en Bas y parrillada de carne a la brasa. Eso sí, me aseguré que esta no llevara Clembuterol, no fuera a ser que por las noches los vampiros de la UCI me sorprienderan con un control antidoping! 😉

Así amaneció en Les Preses ( Olot )

El día siguiente amaneció con una buena niebla pero que esta se disipó a medida que el sol iba subiendo. Madrugamos para coger el bus que nos tenía que llevar al bar donde estaban las bicis, desayunar y poner rumbo hacía abajo.  En el Bar la compi se encontró indispuesta y estuvimos más de dos horas en el bar esperando que se pudiera recuperar. Pero parecía que no se solucionaba….hasta que se armó de valor y dijo, “anem” . Como era bajada, y con la tierra ya practicamente seca…la diferencia era enorme.  El paisaje con sol era precioso,  arboles con hojas marrones, verdes, amarillas. Setas en medio del camino, los pajaros que no dejaban de cantar, el camino lleno de castañas por el suelo.
Esta vez, al llevar las piernas poco cargadas cogimos un camino alternativo de 1,6 km que habían rampas a del 7,5 % y rampas en descenso del 14%. No quiero echarme flores, pero logré subir las rampas del casi 8% del tirón y sin poner pie en el suelo! Y luego bajando esas pedazos rampas pillé una gran velocidad, que en cualquier momento me podía haber ido al suelo fácilmente…pero no fué así y disfruté del descenso.

Alberto Contador con las pintas, habiendo dejado atrás la dichosa montaña.

Ya solo quedaba pedalear unos 20 km llanos hasta Girona y misión finalizada. Habíamos acumulado 80 km en día y medio.
Me quedó el regusto amargo de no haber podido llegar a Olot, pero seguramente sin habernos perdido a la salida de Girona y con un terreno que no estuviera tan enfangado hubieramos llegado. Y con unas bicis mejores también ! Pero se hizo lo que se pudo. Ahora ya estoy buscando más retos.

Aquí no esta el límite, de eso estoy seguro.

Anuncios
comentarios
  1. javier dice:

    Buena aventurilla 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s